miércoles, 28 de enero de 2009

ACEPTAR LO QUE NO TIENE REMEDIO

Como tantas veces puse en este blog, estoy por cumplir 30 años, es algo que no me gusta mucho pero trato de llevarlo viendo cosas positivas.

Algo que forma parte de mi personalidad es La Torpeza, mi distracción, mi cuelgue. Desde que tengo uso de razón no pasa un día sin tropezarme, que se me caiga algo o que meta la pata con un bocadillo de más y que, como consecuencia, me diga: “Por qué mierda soy así”.

Ojo al piojo, con el correr de los años hice mucho esfuerzo para ser más atento, mirar bien por donde camino, prestar atención al cruzar la calle, contar hasta cinco antes de decir algo y cosas por el estilo. Tanta lucha contra mi naturaleza tuvo resultado, pero no ciento por ciento efectivos.

No hay nada que hacer contra manos que no sirven para muchas actividades prácticas, esas como cocinar, cambiar un cuerito de la canilla, pintar un mueble, etc. No sirvo. Ni hablar de los pies, que dos por tres tienen un dedo en compota por haberme chocado o tropezado con algo; o las decenas de caídas en la calle, escaleras, etc. Una de ellas, la más grave, me llevó a tener un yeso durante un mes por un esguince en el tobillo derecho.

A esta altura ya la torpeza y yo vamos de la mano, nos estamos empezando a tratar bien. Yo cuido mis movimientos lo más que puedo. Es esfuerzo, pero siento que hay que hacerlo porque en cualquier momento no podré contar más el cuento.

Igualmente, todo forma parte de uno. Hacen a uno.

Contra natura no hay mucho que se pueda hacer.

____________________________________________

2009 recien llegado, y nosotros, recibiéndolo en la noche marplatense.

2 comentarios:

Mariann dijo...

contra natura se puede hacer un ano, pero es una guarangada que una dama como yo no va a andar diciendo por ahi...

fLOR dijo...

HOY 4 DE FEBRERO NUESTRO AMIGO PEPE CUMPLE AÑITOS, POR LO CUAL TE DIGO: MUY FELIZ CUMPLE AMOR!!!!!!
TE QUIEROOOOOOOOO
fLOR